Mi esposa se llama Laura tiene 30 años, trabaja como mesera en un bar del centro atendiendo las mesas y acompañando a los clientes, un día llego a la casa y me platico k había tomado con un cliente y k la invito a ir al hotel y le iba a pagar muy bien, pero ella dijo k no acostumbraba irse con nadie.


Esa idea me excito de imaginar a mi esposa cogiendo con otro, que le dije que podía hacerlo que le daba permiso siempre y cuando se cuidara y así quedo.

Hasta que un día me llamo para decirme que había llegado el cliente y que no sabía qué hacer si la volvía a invitar al hotel y yo le repetí que no había ningún problema siempre y cuando se cuidara bien. Ya como a las 3 horas me mandó un mensaje que estaba entrando al hotel y que se sentía muy nerviosa... paso el tiempo y yo tenía una excitación que no aguantaba se me hacían largas las horas por que llegara mi esposa y me contara que había ocurrido y poder cogérmela imaginando como la habrán tenido momentos antes, hasta casi a las 2 de la mañana vi que llego y se bajó del taxi y en cuanto entro me dio un beso. yo no aguantaba ya las ganas de tenerla y en cuanto entro a la habitación me fui sobre ella y la empecé a desnudarla, y se recostó sobre la cama y yo parado me empezó a dar una buena mamada mientras yo le acariciaba su clítoris, el momento más importante llego cuando la empecé a dedear y le sentí la panocha demasiado mojada, y le seguí metiendo los dedos hasta k sentí que mis dedos tocaron algo y cuando lo saque me di cuenta que traía el condón adentro y todo lo mojado que sentía era semen que le habían echado cuando se la cogieron....

Ese momento fue difícil para mí porque no sabía cómo reaccionar pero sin embargo me dio bástate morbo imaginar todo lo k estaba pasando. Ella se sentía muy mal por esa situación pero le dije que no pasaba nada que se tranquilizara, ya que ella no se dio cuenta cuando se quitó el condón y se vino dentro de ella. Le dije que se subiera arriba de mí y en cuanto se lo acomodo para metérselo se le fue como si nada por lo lubricada que estaba de semen de su amante, y yo sentí riquísimo como se la estaba comiendo, y yo le preguntaba que por qué se sentí así y ella me respondía que por que traía semen y eso me prendía mucho más.