esposas y cuernos

esposas y cuernos

¿ QUIEN NOS VISITA ?

martes, 20 de diciembre de 2016

te gusta lo que ves le gusta lo que siente

2 comentarios:

  1. Joder claro que me gusta, me encanta ver a esta golfa asi de bien clavada al lado del cornudo, es como cuando me lo hacen a mi delante de Nico, no veais como disfruto yo con una buena verga dentro y delante de el, claro que mi marido no se queda atras, el muy cerdo disfruta que te cagas viendome follar y escuchando mis suspiros y suplicas diciendo al macho que me coge, Siiiii, dame fuerte cabronazooooo, mete bien la porra a tu puta, que mi esposo esta mirando empalmado, enseña a ese maricon porque es cornudo, a ver si viendote follarme aprende a cogerse a una puta y me la mete en vez de pajearse.
    Me oyes cariño? ben aqui cielo, mira como me folla este macho, acercate que vea tu polla dura y en vez de meneartela haz algo bueno por tu esposa, si eso es amorcito chupame los pies hasta que me corra, hooooooooooooo mas.. cariño asiiiiiiiiiiii... asiiiiiiiiiiiii...mamame los deditos...hoooooooooooo..haaaaaaaaaaa.
    Quiero que sepais que a veces yo soy la que ocupa el lugar del cornudo y no tengo el menor reparo en chupar los pies de mi adversaria hasta que ella y yo nos corremos como cerdas, la foto que acompaña es sin duda estupenda, no veais lo caliente que me pone ver a esa ermosa golfa con la verga del negro dentro del coño y descalza, vaya pies mas lindos que tiene la muy cerda, me encantaria estar a su lado para chuparlos mientras la follan y por descontado que ese negro me follara luego a mi tambien.

    ResponderEliminar
  2. cuando mi amigo pablo tiene a mi esposa mimi asi con la verga bien clavada en su coño bien depiladito, me gusta estar muy cerca para cuando m pidan que les chupe los jugos que les corren entre su coñito y la verga de mi amigo, yo chupo mas los cojones de pablo por que mimi se moja mucho, recuerdoo la ves que cojimos con el mariachi fue la primera ves que mimi me obligo a chupar los huevos de un macho, estaba realmente mojada y yo no me daba abasto de limpiar aquellos cojones.

    ResponderEliminar

COMENTA